Home

La UE endurece las restricciones a la exportación de armamento digital

Desalambre, 07/11/2012

La Unión Europea busca anclar y extender la promoción y protección de la libertad digital

Con esta declaración de intenciones presentaba la UE una estrategia que incluye un control más estricto de la tecnología de espionaje para evitar que caiga en manos de gobiernos represivos.

Tecnología occidental para gobiernos represivos

Los activistas por la libertad de expresión llevan años haciendo campaña en torno a este asunto. En contextos represivos existe una relación directa entre la tecnología de espionaje y la detención, tortura y asesinato de activistas. Y es con tecnología creada en Occidente que gobiernos como el de Mubarak en Egipto, el sirio o el bahreiní han podido espiar y censurar a sus ciudadanos.

El centro de Investigaciones para la Seguridad del Estado egipcio contó durante años con los servicios del Grupo Gamma Internacional, empresa europea con base en el Reino Unido, para la creación de un software que se describía como un “sistema de alta seguridad que permite hackear cuentas personales de Skype y cuentas de correo asociadas a Hotmail, Yahoo y Gmail, grabar chats de video y audio, guardar un registro de la actividad en torno a los ordenadores hackeados y hacer copias de su contenido”.

Según el activista egipcio Ramy Raoof, los programas desarrollados por Gamma Internacional “sirvieron para permitir al gobierno de Mubarak y sus agencias de seguridad violar la privacidad de cualquier egipcio, monitorizar su actividad e imponer censura”.

Compañías como la estadounidense BlueCoat y la italiana Area han reconocido que su tecnología ha servido a la administración Asad para cubrir sus carencias en materia de infraestructura tecnológica. En el caso de la italiana, se establecía en el contrato el objetivo de “permitir al gobierno sirio acceder a todos los rincones de Internet en el país, y a teléfonos móviles, fijos y vehículos”. Los servicios incluían formación de funcionarios y fuerzas de seguridad en el uso de las herramientas para el seguimiento de la actividad de los ciudadanos.

Años de regulaciones poco efectivas

Existen diferentes propuestas sobre el control de la exportación de armamento digital a países represivos. La Fundación Frontera Electrónica plantea todo un  marco de responsabilidad corporativa que incluye una investigación por parte de las empresas sobre quiénes son sus clientes. No parece, a pesar de las propuestas, que se hayan producido grandes avances en este sentido, y eventos como la conferencia Intelligence Support Systems World Americas, en la que empresas de espionaje compartieron técnicas y recomendaciones para la “intercepción legal” para espiar a los ciudadanos, dieron muestra de la poca preocupación que existe por cómo se usan sus productos.

Si las propias empresas no regulan sus exportaciones a gobiernos represivos, surge la necesidad de regulaciones efectivas en el marco de los gobiernos. Pero las restricciones que se han aplicado respecto a regímenes como el sirio no parecen haber surtido efecto. Los últimos cables de Wikileaks sobre Siria revelan que, a pesar de las restricciones y la presión internacional, la implicación de compañías occidentales con el régimen de Asad se mantuvo durante los meses siguientes a marzo de 2011.

Según la propuesta de uno de los miembros del Parlamento Europeo, la holandesa Marietje Schaake´s, la Unión Europea está comprometida con que esto cambie. Para ello las restricciones deben endurecerse. “Es inaceptable que gobiernos como el sirio o el iraní utilicen tecnología europea para reprimir a sus ciudadanos”, afirma.

Endurecimiento de las restricciones

¿Qué implica esta nueva normativa?

  • Los estados miembros de la UE estarán obligados a bloquear exportaciones de tecnología a países en situaciones de emergencia.
  • Las empresas deberán pedir autorización para la exportación si tienen razones para creer que estas pueden usarse para violar los derechos humanos

¿Cómo se asegurará su implementación, tras años de regulaciones poco efectivas? Hemos hablado con Schaake, que nos ha aclarado que la Comisión Europea deberá proporcionar un listado actualizado regularmente con productos y países restringidos. “Un sistema de control de la UE actualizado garantizará que la UE sabe qué se está vendiendo y a quién, y si la venta es potencialmente peligrosa”.

La parlamentaria también insiste en la importancia de concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de este asunto: “Cuanta más gente alce la voz contra las exportaciones de armamento digital a países represivos más fácil será seguir haciendo presión. A mucha gente en Europa le cuesta creer que la tecnología que se usa en Siria o Irán es, literalmente, de vital importancia.”

Anuncios